Pensamientos sobre la selección tecnológica de un proyecto (1)

Hace unos días Andrés nos lanzó un reto: escribir un post semanal sobre aspectos a considerar la selección tecnológica a la hora de comenzar un nuevo proyecto de Software en una PYME. Yo, sin pensarlo demasiado, acepté el reto1. Voy avisando de que mis entradas no van a ser tan complejas y trabajadas como las suyas, pero haré lo que pueda.

Cuando ni siquiera puedes seleccionar la tecnología a usar

Partamos de una base: no trabajo en una PYME, o por lo menos la forma de trabajar de mi empresa no es como la de una pequeña o mediana empresa. Trabajo en una consultora, cuyo modelo de negocio suele ser proyectos medianos o grandes para empresas importantes, que saben (o no) lo que quieren y tienen una tecnología implantada con la que hay que trabajar o al menos ofrecer un producto compatible. Lo que quiero decir es que en mi mundo en raras ocasiones tengo opción a escoger la tecnología: o bien tenemos que trabajar con lo que el cliente nos pida o bien la empresa impone una solución tecnológica. En mi caso casi siempre fueron imposiciones del cliente.

Ante esta situación puedo asegurar que no soy la persona más adecuada para exponer aquí ningún criterio o reflexión sobre cómo deberíamos hacer la selección de tecnologías a usar en un proyecto. Al no trabajar en una empresa más pequeña de organización horizontal carezco de la experiencia necesaria para hacer tales disertaciones y seguramente me dejaría temas importantes por tratar porque seguramente ni se me habrían ocurrido. No nos confundamos, en mi trabajo mi opinión puede contar para ciertos aspectos, pero no tomo (ni puedo tomar) las decisiones en este sentido.

Muy bien, reto cumplido, ¿me puedo ir para casa?

Venga, va…

Aspectos fundamentales a la hora de tomar decisiones (brevísima introducción)

Que sirva esta entrada como introducción de los temas en los que me centraré en los dos siguientes posts del reto. A grandes rasgos intentaré agrupar los principales aspectos a tener en cuenta en esta tarea de escoger la pila tecnológica. Sé que va a parecer una separación un poco irreal, incluso forzada, con puntos de un lado íntimamente relacionados con otros del otro lado, o con aspectos que se podrían encuadrar en cualquiera de los dos. Ahí va:

  • Motivos puramente técnicos. Aquellos como el lenguaje de programación, un framework, su madurez… esas cosas que primero se le viene a uno a la cabeza y que en muchos casos las decisiones se basan en la experiencia de los programadores (léase el grado de frustración que la tecnología provocó en algún proyecto anterior).
  • Motivos estratégicos. Los que tienen una importancia desde el punto de vista de la dirección de empresa o del propio proyecto: las dificultades o facilidades que supone a la hora de gestionar a las personas que van a trabajar (conocimiento, formación, etc) y a la hora de obtener nuevo personal, motivos económicos o simplemente la idoneidad de la tecnología para llegar a la fecha de entrega a tiempo…

Realmente si se piensa un poco en esta separación,2 llegamos a la conclusión de que realmente los aspectos técnicos son realmente un subgrupo de los estratégicos, tienen un impacto obvio en la estrategia comercial y en la planificación de proyecto. Pero así me sirve para dividir los contenidos en las próximas entradas.

Y hasta aquí la introducción, en los próximos días trataré de tener lista la siguiente entrada.

  1. De haberlo pensado dos veces seguro que me habría callado la boca jaja… []
  2. Con aproximadamente 2 segundos llega. []

3 thoughts on “Pensamientos sobre la selección tecnológica de un proyecto (1)

  1. Pingback: La importancia de la selección tecnológica en una PYME | No sólo software

  2. fpuga

    Buena intro Javi. Yo también tengo pendiente escribir sobre el reto. Me vas ganando un post a cero, pero ahora que empezaste tienes que acabar.

    Reply

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *